TÚ vol. II

Tú diciéndome tonterías
Y yo riéndome de
Tu estúpida forma
De reírte de mí.

Tú diciéndome
“que mona”.
Y yo “Sí,
Pero de la jungla.”
Que haría de tu cama
Mi sabana
Y rugiría cual leona
Al son de la Propuesta Indecente;
Calculando en tus lunares
La Matemática de la Carne;
Gimiendo en playback
La canción de Rayden.

Y ahora es cuando digo
Mil chorradas.
Digo esas mentiras que
No significan nada.
Demagogias inventadas;
Prefabricadas.
“Que no me gustas tanto”.
“Que no pasa nada”.
Ilusiones,
Más que ópticas
Auditivas,
Para ocultar mi frustración
Cuando te veo bailar al son
De otra canción.

 

Anuncios

TÚ vol. I

Llegas.
Me ves.
Me miras y
Te callas.
Me miras y
Me atrapas.
Me atrapo en los silencios implícitos
De tus palabras,
Y entonces
Te vuelves y
Te marchas.

Legas.
Me ves.
Me miras y
Me abrazas.
Y yo me quedo apresada;
Me paralizo como
Una tonta anonadada.
Concentrada.
Sintiendo las yemas de tus dedos
Acariciar mi espalda.
Entonces me sueltas.
Entonces te marchas.

Porque llegas.
Me ves.
Me miras y
Me matas.
Porque ahí quiero besarte.
Porque me muero de ganas.
¡Joder!
Dime lo que piensas,
Lo que anhelas,
Lo que amas.
Pero en lugar de eso,
Te vuelves y
Te marchas.

Y entonces ya
Ni me besas,
Ni me miras,
Ni me abrazas.
Porque ni me quieres,
Ni te quiero;
Pero aun así me encantas.
Yo tan pequeñita,
Tú tan grande
Y tan frías mis sábanas.

Porque lo que quiero
Es enseñarte
Los rincones de mi cama;
Las costuras de mi almohada;
Las esquinas de mi cuarto;
Las ventanas empañadas.
Yo me acerco.
Tú me huyes.
Y, así, mi vida,
Así no hacemos nada.

Y me quedo empanada
Contemplando tu mirada,
Con esos ojillos tiernos
De niño viejo.

Sopesando qué pasaría
Si salto y llego;
Si me mojo y te morreo.
Te disparo a quemarropa
Y me vuelvo loca.
Porque es que te veo
Y te comería la boca,
Te arrancaría la ropa.

Read More

Brindemos.

Reír a carcajadas;
Montar a horcajadas;
Servilletas estampadas
Y habitaciones estrelladas.

Botellas de cava;
Ginebra a toneladas;
Vodka para las heladas
Y chupitos de tequila
Mil y una madrugadas.

Manos congeladas;
Gambas peladas;
Noches de empalmada
Y cabezas estropeadas.

Aventuras improvisadas,
Increíbles escapadas;
Cien tormentas capeadas
Y ninguna nevada.

Tragar agua salada;
Saborear la escalada.
Mantener la tristeza encerrada
Y la apatía encadenada.

Días de películas y mantas;
Tardes de café y pastas.
De sonrisas mil subastas
Y de chuches mil canastas.

Porque la vida está hecha de esperanza,
De amor, de lucha y de confianza.
Está hecha de luciérnagas en el jardín;
De cometas que vuelan sin fin.
De “en fin, Serafín”,
Y de los que prefieren decir “delfín”.
Del “Feliz San Fermín”;
De encontrar un alma afín;
De sacar de la manga el comodín.

Porque la vida está hecha
de ti y de mí.
De todos los que reímos y lloramos;
De los que, antes de terminar la frase,
La olvidamos.
La vida está hecha de lo que no recordamos
Y de lo que, aun queriéndolo,
No olvidamos.

Hace 365 días prometí
poner puntos y finales
A las historias banales.
Prometí aceptar los cardenales,
Sobrevivir a días letales.
Prometí entender la vida
como algo visceral;
prometí ser siempre igual.

Este año ha sido estelar,
Increíble, fenomenal.
365 días que no quiero cambiar.

Mentiría si dijera que todos
han sido buenos;
que no me he caído
en todo este tiempo.
Que no he sangrado,
No me he sentido morir,
No he sufrido,
Ninguna lágrima he derramado.

Pero cuatro nubes no hacen sombra
a un día soleado;
a un cielo estrellado.

Hoy solo puedo dar gracias
Por todo lo que me has dado y,
También, por lo arrebatado.

Gracias al Sol que ha dorado mi piel;
Al aire con sabor a miel.
Gracias a las estrellas
Que iluminaron mis noches;
A la Luna que me guió 
Cuando estuve perdida.

Mil gracias a la vida
Por la buena compañía;
Por tanta alegría;
Por la sabiduría;
Por no dejar ni una copa vacía.

Un final no es más
Que el inicio de algo nuevo.
2016 has sido tan mágico,
Que 2017 no puede ser menos.
¡Así que brindemos!

Brindemos porque todo
Es perecedero;
Porque hay cosas mucho más valiosas
Que las posesiones y el dinero.

Brindemos por todos los “te quiero”,
Por todos los “yo puedo”;
Por no volver a decir “me muero”.

Brindemos por los abrazos sinceros;
Por los amores no tan verdaderos;
Por los primeros, los segundos
Y por los terceros.

Brindemos porque nos tenemos;
porque no estamos solos;
porque nos queremos.
Porque llegaremos a la cima
Si nos lo proponemos.
Porque aun las colinas verticales
Y los precipicios abismales,
Las vistas son siempre espectaculares.

Brindemos por un año extraordinario.
Un año lleno de risas, de llantos,
De poesía y novelas,
De viajes inolvidables y
Noches interminables;
Un año lleno de personas inigualables.

Brindemos porque 2017,
También será insuperable.

Mi lista de Promesas.

Prometo hacer mañana lo que podría haber hecho hoy,
Aunque solo sea por esa adrenalina que me seduce
Cuándo no sé si llegaré a tiempo.

Prometo disfrutar cada calada;
Admirar la escalada,
Por si en llegar a la cima,
La niebla cubre la tierra.
¿Quién sabe?
Quizás encuentro Narnia
O quizás sólo una Quimera.

Prometo romper mis cadenas,
Esas que yo misma he atado a mis muñecas;
Esas que me impiden romper mis esquemas.
Prometo quemar mi absurda condena.

Prometo pensar menos en las consecuencias;
Olvidar las apariencias;
Aceptar las diferencias
Y adorar las incongruencias.
Prometo adentrarme en la imprudencia,
Fundirme con la impaciencia.

Prometo besar todas y cada una de mis grietas,
Porque mis zonas perfectas,
Las puede besar cualquiera.
Prometo amar mis cicatrices,
Porque son el reflejo de quién soy,
Y de quién era.

Prometo entender el amor como algo visceral,
Sin pensar en si es inmoral,
Asegurando que sea real.
Prometo entregarme,
aunque la consecuencia sea letal.

Prometo vivir sin mirar el reloj;
Dejar de pensar en el cuándo y en el cómo.
Prometo drogar al corazón;
Prometo regirme por mi intuición;
Encerrar a la razón.

Prometo ser tan dramática,
Histérica, melancólica y soberbia
Como he sido siempre.
Prometo no perder mi esencia;
Prometo ser fiel a mis creencias;
Prometo que me la sude la decencia.

Prometo cambiar las dietas por mil galletas;
Los silencios por mil trompetas;
Los llantos por mil cometas;
Los sustos por mil sorpresas.

Prometo poner puntos y finales;
Acabar con las historias banales,
Aunque me queden cardenales,
Y abra Pandora y sus mil males.

Prometo ser YO, ME, MI, y CONMIGO;
Prometo saltar al aterrador abismo;
Prometo dejar de pedir permiso;
Hacer apología del inconformismo. 
Prometo no malgastar ningún suspiro.

Querido 2016, no voy a dejarte ser mi enemigo.